¿Qué es terapia de niños y adolescentes?

I. Consulta, Asesoría y Terapia Psicológica para Adolescentes y Niños preadolescentes
desde los 8 años de edad.

Muchas veces las familias de los adolescentes y niños preadolescentes desde los ocho años de edad, se preocupan cuando observan en ellos emociones intensas, ciertos pensamientos y cambios en las conductas; o bien no saben cómo ayudarlos cuando tienen dificultades, ya sean cotidianas o cuando se presentan problemas un poco más complejos. Por estas razones un familiar, o un adulto cercano, o el mismo adolescente pide o deciden buscar psicoterapia para obtener una guía y un apoyo en esta etapa de la vida.

En terapia se busca que el adolescente o preadolescente se motive para realizar el cambio, identifique qué está pasando, reflexione sobre su situación, la analice y aprenda habilidades para resolver estos problemas.

En el proceso se le enseña al adolescente y pre adolescente, a utilizar estrategias cognitivas para guiar tanto sus emociones como sus conductas a resultados más positivos y saludables, de manera que sienta control sobre su vida y sus emociones. Basándose en la Terapia Racional-Emotivo Conductual y/ Cognitiva, se le instruye al paciente sobre la diferencia entre pensamientos constructivos y no constructivos, sobre cómo alcanzar objetivos; y cómo ciertos pensamientos más que ciertas situaciones llevan a problemas emocionales. La ventaja es que al terminar la totalidad del proceso pueden solucionar diferentes problemas desde esta perspectiva psicológica.

La terapia psicológica con adolescentes y niños preadolescentes, es un proceso de colaboración y de aprendizaje, en el cual trabajan tanto el paciente adolescente como la familia y el terapeuta. Por esto se realizan sesiones de entrevista y de asesoría con los padres o encargados. Esto es importante para obtener datos sobre la situación actual, todo lo relacionado con el motivo de consulta; así como los antecedentes acerca de su historia familiar, su desempeño en la escuela o colegio, su relación con los familiares y amigos y salud física.

La duración de la terapia psicológica depende no sólo de la complejidad y gravedad de los problemas, sino también de los objetivos terapéuticos y del deseo y capacidad de cambio del adolescente. Es importante comprender que la colaboración y motivación dentro de la sesión (tanto por parte del adolescente y su familia), así como también fuera de ésta realizando tareas o practicando lo aprendido, influye en el tiempo y efectividad del proceso psicoterapéutico.

Algunas de las situaciones más frecuentes por las cuales se solicita consulta o tratamiento son:

  • Problemas de ansiedad, miedos, fobias y estrés
  • Dificultades en el estado de ánimo o en el manejo de las emociones, por ejemplo el  enojo
  • Depresión y duelo
  • Problemas de conducta
  • Cambios en el estilo de vida (cambio de centro educativo, divorcio o segundo matrimonio de los padres, nacimiento de un hermano, enfermedad de alguno de los familiares, etc.)
  • Autoestima, inseguridad y motivación
  • Orientación vocacional y rendimiento académico

Para más información